Síntomas y tratamiento para el asma

Por causa de problemas como la contaminación, el smog y el estilo de vida se han renovado los casos de afecciones bronquiales. Cuando estas afecciones se dan lo más común es que el paciente afronte serios problemas para respirar, lo que puede ser un incordio, además de un peligro para la salud del afectado.

El asma es una de las enfermedades más comunes que se dan en la respiración. Los pulmones parecen no poder aspirar el aire suficiente cuando el paciente sufre de un ataque, lo que ocasiona una sensación de asfixia en todo momento. Sin embargo, a día de hoy se conocen varios tratamientos que pueden ayudar con la afección pero ¿son estos tan seguros como parecen? En este post conocerás un poco más sobre el tema del asma, sus tratamientos y los síntomas y contraindicaciones del mismo.

Qué es el asma

El asma es una enfermedad respiratoria, que se encuentra caracterizada por una inflamación crónica de las vías aéreas, como se les conoce a los bronquios. Esta afección ocasiona que se den problemas de respiración tales como falta de aire al momento de exhalar, respiración sibilante, tos y una marcada sensación de opresión en el pecho. Así es generalmente como se manifiesta el asma.

Esta enfermedad comprende las inflamaciones temporales de las vías aéreas, pero que si no se trata de forma correcta y rápida puede convertirse en una afección crónica. Esto quiere decir que si bien lo más común es el asma temporal, si esta no se trata puede desembocar en un asma permanente en el paciente.

Asma síntomas

Los síntomas más comunes de la enfermedad son los que se han mencionado con anterioridad:

  • Disnea: Este síntoma comprende la falta de aire en la respiración. Este puede ser en particular sobrecogedor, ya que viene acompañado por una sensación de asfixia e incomodidad que puede incluso agravar el estado del afectado
  • Sibilancia: La sensación de silbido a la hora de respirar es un síntoma muy común de la enfermedad, ya que la inflamación bronquial no permite que el aire pase como debería, chocando contra las barreras bronquiales y produciendo el peculiar sonido.
  • Tos: este es un síntoma debido a la falta de respiración, las cantidades que entran de aire son pocas y ocasionan que los pulmones requieran expulsarla. Esto hace que sea necesario toser para conseguirlo.

Tratamiento

Se sabe que para la afección no se ha dado un tratamiento que la elimine por completo, sino que se conocen tratamientos para paliar los síntomas que la enfermedad produce. Los más conocidos son:

  • Inhaladores: los inhaladores son la forma más simple de paliar los síntomas del asma. Se recomienda a quienes padecen de la enfermedad que tengan siempre a la mano uno de estos, bien sea que requieran de la aplicación todas las noches, o sea solo de forma esporádica para una crisis puntual
  • Nebulización: Este tratamiento es más complejo pues requiere de un aparato especial conocido por el nombre de nebulizador. Se trata de un tratamiento que mezcla vapor con diversos compuestos especialmente preparados para el tratamiento de afecciones bronquiales, que además ayudan a eliminar flemas y despejar las vías.

Síntomas y tratamiento

Si bien el tratamiento puede ser de ayuda para los problemas que surgen por la afección, también puede ser peligroso para los pacientes, ya que el tratamiento, principalmente el inhalador, utiliza esteroides que pueden, a la larga, afectar el correcto funcionamiento del corazón, por lo que si se es dependiente de estos tratamientos es posible que se tengan problemas cardiovasculares posteriores.

Un buen consejo para quienes padecen la patología es el hacer ejercicio constantemente y llevar a cabo ejercicios de respiración, para que de esta manera los pulmones puedan abrirse más y los bronquios no se inflamen con facilidad.