Las alergias son enfermedades no infecciosas verdadero o falso

Artículo y fuentes actualizadas en: noviembre, 2019
Autor: Carlos Calderon

Hay muchos mitos que giran en torno a las alergias, por lo cual nos dedicaremos a desmontar cada uno de ellos para que no caigas en el error. El perfil alérgico es un motivo muy frecuente de consulta en los centros asistenciales, por lo tanto, se han diseñado diferentes tratamientos que han arrojado resultados exitosos.

A medida que avanza la ciencia, se ha comprobado que aún existe mucha desinformación en los pacientes, por ello es necesario saber con exactitud cómo tratar una alergia, a fin de no empeorar los síntomas. Las confusiones más recurrentes, son las que mencionaremos a continuación.

Creencias

Con respecto a la afirmación de que la alergia se hereda, es falso. Si bien es cierto que existe un alto componente genético, es probable que un hijo de padres alérgicos también lo sea, pero hereda la tendencia o el antecedente familiar, no la alergia como tal.

Quienes dicen que la alergia no es una enfermedad importante, pues están errados. Cuando no se acude a tiempo a una consulta, se corre el riesgo de que los síntomas empeoren, por ejemplo, la rinitis interfiere con la calidad de vida de los pacientes que la padecen y es una de las principales causas de ausentismo laboral.

De hecho, la alergia se identifica como una reacción diferente, por eso no se cataloga como una enfermedad, sino como una condición de algunos individuos que se activa al estar expuestos a ciertas sustancias o elementos alérgenos, estos últimos son los que desencadenan los síntomas y las enfermedades que pueden afectar diferentes órganos.

Ciertamente, los cambios climáticos propician la aparición de los síntomas. Esto se debe a que la humedad incrementa la cantidad de polen presente en la atmósfera, por lo cual hay mayor posibilidad de que se activen los síntomas en los pacientes alérgicos.

Es falso que las enfermedades relacionadas con la alergia afecten únicamente a los niños. Mientras más predisposición alérgica haya, la patología aparece a temprana edad, pero pueden afectar a las personas a cualquier edad, ya que cada manifestación es diferente.

Que la alergia sea contagiosa es falso. En los grandes núcleos familiares no se habla de contagio, sino de la tendencia genética que influye en la aparición de las diferentes enfermedades alérgicas.

Muchos dicen que las vacunas no son efectivas en casos de alergia y esto también es falso. Al comprobar que se debe al polen, a la humedad y a los ácaros, las vacunas suelen ser un medio eficaz para prevenir la reacción del organismo, sobre todo cuando están sensibles las vías respiratorias.   

Que las alergias son enfermedades no infecciosas verdadero o falso: es verdadero. Y como no son infecciones, no pueden contagiarse, así que no tiene nada que ver que en el entorno, sobre todo en lugares públicos, haya otras personas alérgicas.

Es cierto que la alergia se debe a múltiples causas, entre ellas, los factores ambientales como el polen, los ácaros, el moho, el polvo, posiblemente la presencia de animales (gatos, perros, aves, caballos), incluso algunos alimentos como la leche, el maní, el trigo, el huevo, hasta los medicamentos como la aspirina, la penicilina y los antiinflamatorios. Sin embargo, alguien que sea alérgico a un medicamento reacciona exclusivamente al verse expuesto ante esa sustancia y no a todos.

Hoy en día, es posible precisar si un niño será alérgico, debido a que se estudian los antecedentes familiares y se practican análisis de la sangre presente en el cordón umbilical al momento del parto. Al determinar el riesgo de alergias, se puede iniciar una alimentación saludable, al igual que ejercer un control sobre los factores ambientales para evitar la exposición.

Sobre Carlos Calderon

carlos calderon

Criado en un pueblo a las afueras de Madrid, soy médico de familia por vocación.

Empecé este blog para documentar mis estudios de Salud Pública pero pronto, se convirtió en un referente del sector.

Recuerda consultar a tu médico. La información de este blog es meramente documental y nunca te lo tienes que tomar como datos verídicos. Siempre consulta a tu médico de cabecera antes de llegar a conclusiones con estos datos.