Alimentos y tratamiento buenos para la artritis

Las personas que padecen de artritis deben seguir un protocolo de alimentación saludable, debido a que el peso es un elemento fundamental que deben tener bajo control para evitar complicaciones cardiovasculares y otras dolencias articulares.

Un tratamiento especial estará dirigido a evitar la sobrecarga articular, la obesidad es un factor de riesgo que eleva la aparición de la artritis psoriásica y de diabetes, por lo cual lo ideal es mantener un índice de masa corporal adecuado.

De este modo, los especialistas señalan que es esencial adoptar un menú que ayude a reducir los niveles de inflamación. Ciertamente, los alimentos buenos para la artritis son las verduras y las frutas, por su alto contenido de antioxidantes y vitaminas, al igual que los cereales por ser fuentes de fibra y las proteínas magras (pescado y pollo sin grasa).

Cómo combatir la artritis

En principio, es importante que elimines por completo las grasas saturadas, en especial las que se encuentran en las carnes rojas, en los lácteos y en el aceite. Las grasas trans también suelen ser muy dañinas, así que deberás descartar los alimentos procesados y los refinados, reducir los hidratos de carbono y los azúcares.

A su vez, es crucial eliminar la ingesta de alcohol, en vista de que puede generar lesiones en la piel y complicar aún más los síntomas de la enfermedad. Los suplementos dietéticos, acompañados de una buena alimentación pueden ayudar en la mejoría de los pacientes que sufren esta crónica patología.

Aunque todavía no se ha encontrado una cura para esta enfermedad, las investigaciones han logrado demostrar que los alimentos que se consumen influyen en la inflamación de las articulaciones y de los tejidos. En todo caso, un nutricionista es la persona ideal para asesorarte, en sintonía con tu médico tratante.

A veces la comida puede interferir con el efecto de los medicamentos, así que deben tomarse ciertas previsiones. Todas las fuentes de origen vegetal son beneficiosas, más cuando se incluyen las legumbres y otras proteínas fáciles de absorber y digerir, como por ejemplo el maíz, la soya, las semillas y los frutos secos.

Además, la linaza tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a lubricar las articulaciones y contiene ácido grasos (Omega -3). El aceite de oliva también resulta beneficioso y puede utilizarse para sustituir la mantequilla y otros tipos de aceites.

Por su parte, el ajo y las semillas de ajonjolí contienen selenio, un mineral que reduce sus niveles en el organismo cuando hay artritis. Por ser un antioxidante, ayuda en la prevención del cáncer y combate la inflamación. Las mujeres mayores de 40 años pueden evitar el riesgo de padecer artritis al tomar vitamina D y calcio, pues así se equilibra el sistema inmune.

Alimentos que se deben evitar

En los pacientes con artritis se han logrado detectar productos finales de glucosilación avanzada, mejor conocidos como sustancias AGE, que se encuentran en la sangre tras consumir frituras o hamburguesas y pueden empeorar la inflamación, al igual que los ácidos grasos (Omega 6) presentes en las carnes, en el huevo y en la comida chatarra.Cabe resaltar que los especialistas recomiendan obtener los nutrientes directamente de los alimentos y no de los suplementos artificiales. En síntesis, para el abordaje de la artritis: alimentos y tratamiento, es vital reducir el consumo de sal y de azúcar. Un tratamiento nutricional adecuado, combinado con los fármacos, traerá resultados satisfactorios para evitar complicaciones.