La relación de la aterosclerosis y la artritis