Ropa y protección solar para el melanoma

Los rayos ultravioleta son los responsables de causar graves lesiones a la piel, por ello, la ropa es la mejor manera de protegerse para prevenir complicaciones. Y es que la mayoría de los casos de cáncer de piel deben su origen a este tipo de maltrato que afecta a más de 3 millones de habitantes en Norteamérica.

Las alteraciones en la salud de la piel se evidencian con la aparición de arrugas, flacidez y manchas oscuras, por ello, es recomendable usar cierta ropa para protección ante un melanoma. Si todavía no has revisado tu armario, es buen momento para hacerlo y tomar medidas de precaución.

Ropa protección solar

Al momento de escoger tu indumentaria del día, puedes atender una serie de aspectos que serán de gran ayuda. Primero, fíjate en el tipo de tela, las que son gruesas como los jeans, por ejemplo, no permiten la visibilidad de la piel y por ende, tienden a bloquear efectivamente los rayos ultravioleta, a diferencia de las prendas más delicadas y sueltas tipo encaje. Es importante que la ropa no quede muy pegada, debido a que al estirarse te pondrás mucho más.

Revisa qué tipo de fibra es, el poliéster es útil para combatir el cáncer, al igual que otras fibras sintéticas como el rayón. Si utilizas crepe o algodones obtendrás menos protección y ten presente que hay telas que brillan y reflejan más los rayos, cosa que no sucede con materiales como el lino en color mate.

Como los rayos UV atraviesan la ropa, también es bueno que le otorguen importancia a la densidad y al grosor de tus prendas. La seda no te protegerá tanto como la haría una tela de pana. De igual forma, los colores influyen mucho, los que son oscuros tienden a absorber mucho más que los claros y los tonos pasteles, incluso, bloquean antes de que los rayos toquen la piel.

Hay otro factor que puedes chequear en las etiquetas de la vestimenta, es el de protección ultravioleta (FPU), al identificarlo podrás seleccionar mejor tu atuendo y usarlo a tu favor. Como las partes más sensibles del cuerpo siguen quedando expuestas, puedes considerar el uso de sombreros y lentes de sol, considerando que el carcinoma basocelular y el escamocelular son los que tienen mayor incidencia en la población.

Nada más basta con analizar el panorama y verificar que los pacientes que sufren estos tipos de cáncer que se originan en el cuello y en la cabeza, tienen menos esperanza de vida que aquellos que lo tienen en otras zonas del cuerpo. De acuerdo con la Fundación contra el Cáncer de Piel (Skin Cancer Foundation) lo más prudente es usar sombreros anchos que cubran desde la cara hasta los hombros.

Está comprobado que los rayos ultravioleta pueden desarrollar otras complicaciones en la vista como las cataratas, los melanomas oculares y la degeneración macular. Curiosamente, hay un tipo de cáncer de piel que afecta los párpados, así que no subestimes el uso de lentes, en especial los que tienen efecto bloqueador.

Finalmente, al salir utiliza camisas manga larga, aunque hay alguna ropa deportiva que además de ser cómoda, tiene un alto FPU y te protegerá al momento de hacer tus rutinas de entrenamiento al aire libre. Si decides ir a la piscina o a la playa, deberás reforzar las precauciones para evitar la radiación.

Es importante que tomes en cuenta estas recomendaciones todos los días, en especial en la temporada vacacional, en vista de que las personas suelen estar más expuestas, lo mismo ocurre en la nieve, el frío también refleja los rayos del sol con mayor intensidad.