Celaquia_diagnostico_es-es_b_700x466_cocinar-para-celiacos_vitsirisukodom

12 recomendaciones a la hora de cocinar sin gluten

A la hora de cocinar para celíacos, es importante seguir una serie de pautas. Te las explicamos en este artículo.

Como probablemente ya sepas, el único tratamiento a día de hoy realmente efectivo para la celiaquía es la dieta libre de gluten. Una alimentación equilibrada y variada que combine alimentos naturales y frescos sin gluten junto con cereales también libres de esta proteína (arroz, maíz, mijo…) es la mejor terapia para evitar tanto los síntomas como los daños de esta enfermedad. Pero no basta solo con utilizar en nuestros platos alimentos sin gluten, también es necesario cocinar con sumo cuidado, evitando la contaminación cruzada y siguiendo algunas recomendaciones especiales. En este artículo te ofrecemos doce consejos que pueden ayudarte a preparar platos seguros para personas con celiaquía:

1. Reserva un espacio en la cocina para almacenar únicamente alimentos sin gluten. De esta forma evitarás la contaminación cruzada.

2. No cocines alimentos con y sin gluten al mismo tiempo. Empieza preparando los platos que no llevan gluten y, una vez que hayas terminado con estos, continúa con los que sí que contienen esta proteína.

3. No frías alimentos sin gluten en aceites que se han utilizado para freír otros que sí lo llevan.

4. A la hora de preparar salsas o elaborar un bechamel para celíacos, usa harina o fécula de maíz.

5. Para los empanados que requieran pan rallado, utiliza copos de patatas, harina de arroz o polvo de almendras.

6. Si ya has cocinado algo que contiene ingredientes con gluten, no bastará con retirarlos para convertir el plato en apto para celíacos. El resto de ingredientes se habrán contaminados durante la preparación.

7. Cuando cocines algo con harina sin gluten, emplea una batidora eléctrica para asegurarte de que consigues una buena mezcla que permitirá que más tarde se eleve la masa. Ten en cuenta que el gluten presente en las harinas favorece la elasticidad y consistencia de las masas y en tu caso no cuentas con esa ventaja.

8. A la hora de hornear platos que contengan harina sin gluten, debes tener en cuenta que estos se dorarán prematuramente (cuando aún no se han cocido por dentro), por lo que te recomendamos cubrir la bandeja con papel de aluminio.

9. Cubre con papel de aluminio las bandejas y superficies del horno que puedan haber estado en contacto con otros alimentos con gluten.

10. Para dar cuerpo a algunos platos, puedes usar productos como la gelatina sin sabor, el bicarbonato de sodio, la goma xántica

11. Utiliza siempre cubiertos limpios para saltear, dar la vuelta o batir los alimentos. Nunca emplees un cubierto que haya estado en contacto con productos con gluten.

12. Nunca tires las cajas que contienen los alimentos. De esta forma podrás consultar su composición y valor nutricional en cualquier momento. 

Celiaquía, Tratamiento, Diagnóstico, Síntomas, Tratamientos no farmacológicos, Alimentación

Autor: Purificación Salgado, Periodista

Última modificación: 10 mayo 2016

© People Who Global, iStock.com, Vitsirisukodom

Suscribirme a la Revista