¿Que es el duelo patológico y depresión por perdida de un ser querido

Artículo y fuentes actualizadas en: noviembre, 2019
Autor: Carlos Calderon

El duelo patológico surge por la depresión que ocasiona la pérdida de un ser querido, situación que genera un cúmulo de sentimientos que si no son canalizados de forma asertiva pueden afectar seriamente a la persona que está pasando por ese proceso. La tristeza es un síntoma normal pero se torna serio si persiste, complicando el panorama y alterando la vida cotidiana.

Probablemente sea la primera vez que lees sobre este término y quizás quieras saber más a fondo sobre qué es el duelo patológico. Al sufrir una pérdida significativa, el proceso de duelo es consciente o inconsciente, ya sea por un ser especial, un objeto o una mascota, pues los vínculos emocionales son muy grandes.

El dolor depende de la conexión con la pérdida y aunque muchos definen el proceso con una serie de etapas que deben ser superadas, muchos viven el momento de forma pasiva y se aferran a un recuerdo que les impide avanzar y sanar.

Trabajo terapéutico

Cuando las personas se quedan estancadas y no continúan con su vida, es oportuno recibir la ayuda de un profesional. Un duelo no resuelto interfiere negativamente en quien sufrió la pérdida, de ahí que sea definido como una intensificación con emociones desbordadas que conllevan a la desadaptación y al estancamiento, con incapacidad para resolver la situación.

Tipos de duelo complicado

Los análisis de la situación arrojan que hay muchos tipos de duelo complicado, entre los que se pueden mencionar:

Duelo crónico

Cuando ha pasado un año y la persona que sufrió la pérdida no logra adaptarse a su realidad, continúa sin aceptarla. Genera sentimientos de ansiedad, angustia y dolor recordando el pasado y se mantiene en ese ciclo una y otra vez.

Duelo retrasado

También se le llama duelo pospuesto. Al experimentar la pérdida procesa parte de las emociones pero no completamente y al pasar los días, comienza a sentir de nuevo el peso emocional con más intensidad, lo cual le impide superarlo.

Duelo exagerado

El dolor es desbordante y la persona se torna evasiva, refugiándose en las drogas, en el alcohol, en la calle o en el trabajo excesivo, a fin de sobrellevar la situación que con el tiempo puede ocasionarle un trastorno psicopatológico que vincula la ansiedad con la depresión. En muchos casos la persona está consciente de lo que está pasando pero no sabe cómo salir de eso.

Duelo enmascarado

La persona comienza a somatizar, manteniendo hábitos perjudiciales relacionados con la pérdida. Son comunes los episodios depresivos y los trastornos alimentarios, pero a diferencia de que la persona no sabe que su actitud es consecuencia de la pérdida y del duelo no resuelto.

¿Cuáles son los síntomas del duelo patológico?

Un duelo complicado puede llevar a dificultades para aceptar la realidad, seguido de sentimientos de tristeza y soledad, ira y culpa intensa. Esto puede durar varios meses y años, se complica cuando la persona no puede controlarlos por más que trate de evitar los recuerdos de la persona fallecida. También se mantienen imágenes vinculadas con las causas que originaron el deceso y más allá de un estrés postraumático se obsesionan con los recuerdos y esto les impide seguir adelante.

Sobre Carlos Calderon

carlos calderon

Criado en un pueblo a las afueras de Madrid, soy médico de familia por vocación.

Empecé este blog para documentar mis estudios de Salud Pública pero pronto, se convirtió en un referente del sector.

Recuerda consultar a tu médico. La información de este blog es meramente documental y nunca te lo tienes que tomar como datos verídicos. Siempre consulta a tu médico de cabecera antes de llegar a conclusiones con estos datos.