Las mejores opciones para no usar harina

El azúcar y la glucosa son compuestos que deben encontrarse en el cuerpo humano con el fin de que el mismo mantenga unos niveles óptimos de energía y de esa forma se evitan ataques de fatiga y cansancio. Sin embargo, se sabe que un descontrol en la misma puede ocasionar graves estragos en el cuerpo humano, y existen enfermedades que causan precisamente un desequilibrio en la glucosa.

Tal es el caso de la diabetes, que es una enfermedad que puede ser adquirida de ambas maneras. En una de estas una anomalía o predisposición genética pueden afectar las glándulas del cuerpo, y en la otra, la alimentación puede llevar a una persona a que padezca la enfermedad.

Indiferentemente de cuál sea la causa por la que se padece, al sufrir de diabetes el paciente debe tener un cambio total en su dieta, y las harinas son las que sufren los primeros cambios. En este post aprenderás qué harinas pueden consumir los diabéticos y algunas opciones de dieta saludable.

Qué harinas puede consumir un diabético

Como bien se sabe, la diabetes es una condición médica que se encuentra íntimamente relacionada con el consumo de azúcares o de glucosa que bien pueden encontrarse en los alimentos dulces o en las harinas que se ingieren.

Al haber demasiada azúcar en la sangre, la insulina proveniente del páncreas no puede llevarla toda a su destino, por lo que esta termina vagando en la sangre y causando estragos en los otros órganos.

La diabetes tipo 1 es aquella en la que el páncreas directamente no puede producir las cantidades necesarias de insulina, o las que produce parecen estar defectuosas, por lo que no puede darse el transporte de la glucosa y los pacientes están de por vida supeditados a ampollas de insulina.

Harinas para diabéticos

Las personas normalmente piensan que las harinas no tienen problemas para los diabéticos, pues estas en su composición, no tienen azúcar que pueda hacer empeorar la condición. Sin embargo, una de las primeras cosas que los médicos reducen en las dietas de personas diabéticas son las harinas, y esto se debe a que estas cuentan con hidratos de carbono, que se transforman en azúcar cuando entran al torrente sanguíneo.

Los diabéticos pueden utilizar, sin embargo, otros tipos de harinas que podrían ayudarles a mantener los niveles de glucosa en sangre bien controlados.

Harina integral

Las harinas integrales no son procesadas, y son perfectas para personas con diabetes ya que no elevan los niveles de glucosa en la sangre ni producen picos diabéticos. Entre estas harinas tan importantes podemos encontrar la harina de cebada y la harina de espelta.

Estas dos harinas pueden ser utilizadas como la harina de trigo, y cuentan además con fibras y antioxidantes. En el caso de la harina de cebada puede ser usada también por celíacos para evitar el consumo de gluten.

Harina de centeno

El centeno es un cereal muy bueno para el estilo de vida saludable, ya que cuenta con grandes cantidades de fibra que ayudan a que las azúcares no se muevan tan rápido y puedan ser absorbidas con mayor facilidad. Es excelente para las preparaciones para personas con diabetes.

Otras harinas que pueden consumirseEstas harinas son más caras y difíciles de encontrar, pero si se consiguen bien pueden ser utilizadas para los pacientes de diabetes por su contenido de fibra y su bajo contenido de hidratos de carbono. Estas son las harinas de soja, de avena, de quinoa, de garbanzos o la harina de almendras.