Relación entre la diabetes y la celiaquía

Artículo y fuentes actualizadas en: noviembre, 2019
Autor: Carlos Calderon

Los expertos aseguran que por lo menos el 6 por ciento de la población diabética también es celíaca. Y es por ello precisamente que desde hace largos años se establece una relación entre celiaquía y diabetes, lo que quiere decir que la población que sufre de diabetes tiene más riesgo de sufrir la denominada intolerancia al gluten.

El gran grupo de personas que hoy día padecen de diabetes, se encuentra entre los grupos de riesgo que pueden convertirse en cualquier momento en celíacos, gracias a esta relación diabetes y celiaquía que los expertos han debatido por años.

Diversos estudios aseguran que la enfermedad celíaca es más común entre aquellos jóvenes o adultos que padezcan de diabetes tipo I. Incluso, se atreven a asegurar que las mujeres diabéticas son más propensas a desarrollar la enfermedad.

Enfermedad celíaca y diabetes

Aunque las investigaciones en torno a este tema aún no se detienen y todavía se estudia esta relación celiaquía y diabetes, los expertos podrían estar coincidiendo en dos respuestas para explicar esta relación. Una de ellas podría estar en los genes. Al parecer el gen HLA DQ2 se encuentra en el 90 por ciento de los celíacos, pero también estaría en el 50 por ciento de los diabéticos tipo I.

Y la otra respuesta tendría que ver con la alimentación de cada individuo en particular, y es que, al parecer, el consumo excesivo de hidratos de carbono de absorción lenta, que son más que todo, los que se encuentran en los cereales; podría causar la aparición de diabetes y celiaquía en un mismo individuo.

Sin importar que los pacientes diabéticos tengan o no la enfermedad celíaca, deben mantener una dieta estricta, evitando el gluten y aumentado la fibra. Y aunque la relación diabetes y gluten no es tan dura, las estadísticas nos invitan a evitar los alimentos que contengan el mismo, para prevenir la celiaquía.

Diferencia entre celíaco y diabético

Si bien se ha marcado una relación entre estos dos pacientes, hay diferencias entre ellos: el paciente diabético tolera el gluten y puede consumirlo; el paciente celíaco no debe ni puede consumir alimentos que contengan gluten.

El único tratamiento para las personas celíacas es evitar el gluten y aunque la mayoría de las veces no requiere medicación, sí necesita control médico para vigilar su alimentación y la aparición de enfermedades graves. La persona diabética requiere no solo tener cuidado en su alimentación, sino también medicación y control médico estricto.

Sobre Carlos Calderon

carlos calderon

Criado en un pueblo a las afueras de Madrid, soy médico de familia por vocación.

Empecé este blog para documentar mis estudios de Salud Pública pero pronto, se convirtió en un referente del sector.

Recuerda consultar a tu médico. La información de este blog es meramente documental y nunca te lo tienes que tomar como datos verídicos. Siempre consulta a tu médico de cabecera antes de llegar a conclusiones con estos datos.