El cannabis y la esquizofrenia. ¿Cómo actúa?

El uso del cannabis se ha dado a conocer en diferentes países como una medicina influyente en el tratamiento de múltiples afecciones. Cada vez son más los estudios que se le hacen a esta planta que, con el tiempo, ha ido perdiendo su connotación de tabú entre la sociedad, y es que cuando un producto se hace tan beneficioso para la humanidad, las personas comienzan a verles menos las pegas y a aceptarlo con los brazos abiertos.

Las últimas investigaciones y estudios han sugerido que puede ser útil en el tratamiento de enfermedades del tipo mental, pero que para ello aún es necesario ver sus efectos, pues lo cierto es también que en pasados años se pudo ver en los pacientes esquizofrénicos el empeoramiento de su condición por la consumición de alucinógenos. Es por ello que aquí conocerás más sobre la implementación de esta planta y la relación que existe entre cannabis y esquizofrenia. De esa forma se podrá tener una idea sobre los riesgos y beneficios que presenta en la lucha contra esta enfermedad.

La enfermedad

La esquizofrenia es una enfermedad mental severa y que además se le conoce por ser una afección crónica, lo que significa que es un trastorno duradero, puesto que generalmente suele durar toda la vida. Además de esto, esta patología ocasiona que el paciente tenga una esperanza de vida al menos 10 años menor a la población regular.

En el caso de la esquizofrenia destacan los síntomas positivos, negativos y de desorganización, que abarcan problemas tales como los delirios y alucinaciones, la depresión y la apatía y la dificultad de razonar y de comunicarse a un nivel lógico. Todo esto debido a una anomalía bioquímica en el cerebro.

Con todo esto, se ha determinado con el paso de los tiempos que estos pacientes tienden a incursionar en el abuso de las sustancias psicotrópicas, por lo que el tratamiento con estas ha sido denegado por muchos años.

Sin embargo hoy en día puede verse la utilidad de ciertos elementos encontrados en el cannabis que podrían ser de ayuda en la condición.

Tratando la afección con cannabis

La relación entre marihuana y esquizofrenia ha sido, por mucho tiempo, bastante mala. Y es que, como se mencionaba anteriormente, el paciente esquizofrénico parece no tener un control entre los elementos del mundo psicotrópico que puede consumir, ya que el desorden en el estilo de vida es un síntoma perenne de la enfermedad. Sin embargo, como tratamiento controlado puede ser de mucha utilidad en el tratamiento de la afección.

Los cannabinoides son compuestos conocidos por encontrarse dentro de la composición molecular del cannabis, y por ser factores medicinales encontrados en la misma que pueden ser efectivos en el tratamiento de diversas afecciones, como el glaucoma, la diabetes y, ahora, la esquizofrenia.

Sin embargo en el caso de la planta en particular se debe utilizar únicamente uno de sus componentes para que pueda ser de ayuda en el tratamiento de la afección: El cannabidiol (CDB) es el componente utilizado para estas afecciones. Generalmente tiene forma de aceite y se da para el tratamiento de esta afección en particular.

No se recomienda el fumar la planta porque la marihuana cuenta con altos niveles de THC, que si bien puede ser útil en el tratamiento de muchas enfermedades, para la esquizofrenia es más bien un elemento contraproducente. Es por ello que el CDB debe consumirse solo, en forma de aceites. Sin embargo es importante que se hable con el especialista de la salud sobre este tratamiento que, si bien cuenta con beneficios para el paciente, aún ha demostrado estar en etapa experimental.