Papeles de la genética en el ambiente

Se sabe que al día de hoy las enfermedades de tipo mental afectan a casi un 10% de la población, y entre ellas, la esquizofrenia hace mella en al menos un 3% de la misma. Estas estadísticas no han hecho sino aumentar con el paso del tiempo, razón por lo que se ha visto necesario llevar a cabo las investigaciones y estudios que permitan conocer el fondo del trastorno.

La esquizofrenia es de esas enfermedades en las que los médicos y científicos más conocidos han trabajado para definir las causas del mal. En muchas ocasiones se ha escuchado de la relación que existe entre la patología y la genética, y según parece se ha llegado a una conclusión en base a esta condición, y se ha podido descubrir si la esquizofrenia se hereda de padres a hijos. Conoce todo lo que necesitas saber sobre la esquizofrenia genética avanzando en este post.

La esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad mental que se conoce desde tiempos bastante remotos, aunque lo cierto es que es en estos tiempos en los que se ha estudiado con mayor denuedo. Cuando esta enfermedad se da los pacientes suelen tener problemas de diversos tipos en el orden de la mente.

En el caos de los esquizofrénicos se dan problemas de depresión, de manías, de organización. En muchos casos se llega a sufrir de alucinaciones constantes y de delirios de todo tipo, lo que causa que pierdan la cabeza en ocasiones y desencadenan actos violentos.

Esta enfermedad surge como una anomalía química en el cerebro, y muchos se preguntan si la esquizofrenia se hereda; o al menos se lo preguntaban hace tiempo atrás, pues era un riesgo y un miedo común el pensar que los hijos de un esquizofrénico pudiera heredar la enfermedad de sus progenitores.

Esto era un impedimento en muchos casos para matrimonios y gestaciones, pero hoy en día se sabe bien cómo se hereda la esquizofrenia.

La esquizofrenia, la genética y el ambiente

La enfermedad, según estudios realizados en estos tiempos modernos, se sabe que se da por una anomalía química en el cerebro, lo que ocasiona que con el tiempo el paciente pueda experimentar diversos problemas de la mente, como pueden ser las alucinaciones, los delirios y los problemas de organización de ideas, problemas y dificultades para expresarse, depresiones y estallidos violentos.

Si bien hace algún tiempo se pensaba que la enfermedad se heredaba de padres a hijos enfermos, lo cierto es que la genética poco o nada tiene que ver con la enfermedad, ya que las enfermedades de la mente, de ningún tipo, cuentan con factores genéticos decisivos.

Las anomalías químicas que se dan en el cerebro no se dan de la misma manera que lo hacen en el resto del cuerpo. No pueden transmitirse de un padre a un hijo como información genética.

Lo cierto es que son los factores ambientales los que influyen de una mayor manera en el desarrollo de la enfermedad, y es que al igual que todos tenemos células cancerosas, todos los seres humanos cuentan con el gen de la esquizofrenia; lo único que debe es ser detonado por las anomalías en el cerebro.