¿Se cura Fibrosis Hepática?: Tratamientos, Síntomas y Grados

Artículo y fuentes actualizadas en: noviembre, 2019
Autor: Carlos Calderon

El hígado tiene una gran capacidad de regeneración hepatocítica que sustituye en poco tiempo el tejido necrótico y restablece la estructura hepática normal. La fibrosis hepática es la enfermedad causada por la acumulación de tejido fibroso cuando el hígado cicatriza de alguna lesión o  inflamaciones repetidas.

Cuando las células del hígado se dañan por virus, infecciones,  golpes o exceso de alcohol, estas se recuperan pero al hacerlo pueden correr el riesgo de ir cicatrizando con fibras o grasas. Si dicha enfermedad no es tratada a tiempo, puede ocasionar una cirrosis,  un fallo hepático o cáncer de hígado.

Existen dos tipos de Fibrosis Hepática:

  • La enfermedad del hígado graso alcohólico  que se manifiesta por ingerir bebidas alcohólicas en exceso.
  • La enfermedad del hígado graso no alcohólico que se manifiesta a causa de un metabolismo anormal. Se puede asociar con la obesidad, la diabetes y el colesterol alto.

Existen varios grados en los que avanza la Fibrosis Hepática.

  • 1era etapa – Hígado normal
  • 2da etapa – Fibrosis leve
  • 3era etapa – Fibrosis moderada
  • 4ta etapa – Fibrosis severa
  • 5ta etapa – Cirrosis

Síntomas de la fibrosis hepática

Desafortunadamente, muchas personas no se dan cuenta de que tienen fibrosis hepática ya que los síntomas son muy leves y no alertan.  A continuación te ofrecemos una lista de síntomas que podrían presentarse cuando la fibrosis del hígado  se encuentra en un estado avanzado.

  • Pérdida de apetito y peso,
  • Debilidad
  • Náuseas
  • Piel y ojos amarillentos
  • Piernas y abdomen hinchados
  • Dificultad para concentrarse.

Causas de la fibrosis hepática

Algunas  las causas que trae  como consecuencia una fibrosis hepática son:

  1. Virus. La Hepatitis B y Hepatitis C no tratadas con la importancia que realmente tienen.
  2. Consumo de alcohol. El exceso en el consumo de bebidas alcohólicas a diario.
  3. Enfermedades. Como pueden ser deficiencia de hierro, deficiencia de cobre o enfermedad de Wilson (acumulación de cobre en los tejidos).
  4. Obesidad. El consumo de alimentos con altos contenidos de colesterol.
  5. Drogas. El uso de medicamentos mal administrados.

Cómo diagnosticar la fibrosis hepática

La fibrosis hepática puede ser diagnosticada a través de un ultrasonido abdominal,  de una tomografía de abdomen y pelvis, de una resonancia magnética, de una elastografía por ultrasonido  o de una biopsia.

Posibles tratamientos

La fibrosis hepática se puede retardar o incluso revertir con tratamientos acertados. Algunos médicos indican medicamentos antiinflamatorios y para la diabetes, dieta baja en grasa, control del colesterol y la diabetes, bajar de peso y hacer ejercicios y por supuesto eliminar el uso del alcohol.

En la actualidad existen diferentes tratamiento que no pertenecen a la medicina convencional para tratar las afecciones del hígado, la medicina natural ofrece opciones que ayudarán en la recuperación de la fibrosis del hígado.

Vinagre de Manzana, por ejemplo, ayuda a regular las grasa del organismo. Debes tomar  un vaso con agua, le añades  una cucharada de vinagre de manzana y una cucharadita de miel. Bebe esta mezcla 3 veces al día.

Consumir CURCUMA ayuda a todo nuestro organismo ya que tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antioxidantes. En un vaso de leche caliente agregar una cucharada de cúrcuma y una cucharada de miel.

También la papaya posee grandes propiedades para sanar el hígado. Prepara el jugo, agregarle limón y toma por lo menos 3 veces al dia.

 

Sobre Carlos Calderon

carlos calderon

Criado en un pueblo a las afueras de Madrid, soy médico de familia por vocación.

Empecé este blog para documentar mis estudios de Salud Pública pero pronto, se convirtió en un referente del sector.

Recuerda consultar a tu médico. La información de este blog es meramente documental y nunca te lo tienes que tomar como datos verídicos. Siempre consulta a tu médico de cabecera antes de llegar a conclusiones con estos datos.