Pautas_1_480x320
Pautas_2_480x320
Pautas_3_480x320
Pautas_4_480x320

A la espera de un órgano

¿Qué debes hacer mientras esperas el trasplante de un órgano? Aquí te damos algunas pautas que seguro que tu médico ampliará:

1

2

3

4

Esperando un riñón

Estás a un paso de comenzar tu nueva vida gracias a la generosidad de un donante. Sabes que necesitas cuidarte mucho antes y después de la intervención. ¿Qué debes hacer mientras esperas? Aquí te damos algunas pautas que seguro que tu médico ampliará:

- Sigue cualquier dieta que el equipo de trasplantes que te trata te haya recomendado.

- No pruebes ni una gota de alcohol y ni se te ocurra fumar. Esto por descontado.

- Mantén tu peso en el rango que tu médico te haya recomendado. Para ello ayúdate del programa de ejercicios que te hayan propuesto. Es muy importante que sigas el plan de actividad física a rajatabla.

- Toma todos los medicamentos como te los hayan recetado. Cualquier cambio en el tratamiento o cualquier problema que te surja debes comentárselo a tu médico.

- Asegúrate de que el equipo de trasplantes tiene los números de teléfono correctos y que podrán localizarte de inmediato en el caso de que hubiese un riñón disponible.

- No te pintes las uñas ni te maquilles. Es muy importante que los médicos puedan observar los cambios de coloración en tu piel durante la intervención. Cualquier cambio en la tonalidad podría ser indicio de que algo no está yendo bien.

Esperando un hígado

Aparte de la dieta que tu médico te recomiende y el plan de ejercicio que se te haya propuesto, necesitarás someterte a algunas pruebas para ponerte a punto para la operación. ¿Sabes cuáles son? Aquí te las contamos.

- Histotipado y determinación del grupo sanguíneo para verificar que tu cuerpo no va a rechazar el hígado recién trasplantado.

- Exámenes de sangre y pruebas cutáneas para descartar cualquier infección.

- Exámenes del corazón. Ecocardiografía, cateterismo cardíaco y ECG.

- Una prueba para observar el hígado, la vesícula biliar, el páncreas, el intestino delgado y los vasos sanguíneos alrededor del hígado.

- Colonoscopia, un examen interno del colon y el recto que determinará que todo está en orden.

Justo antes de la intervención debes tener en cuenta algunas cosas:

- No te olvides de comentarle al médico y al personal de enfermería qué fármacos, vitaminas y otros suplementos estás tomando. Cualquier cosa, aunque lo hayas comprado sin receta y pienses que no es importante, debe estar en conocimiento del equipo de trasplantes. Ellos tienen que estar al tanto de todo.

- No comas ni bebas nada después de medianoche la noche antes de la intervención. Solo toma los medicamentos que tu médico te dijo que debías tomar con un poquito de agua. 

Esperando un corazón

Una vez que tu médico te haya remitido a un centro de trasplantes, el equipo encargado evaluará tu situación. Tendrás que someterte a varias pruebas en el transcurso de los meses de espera. No te preocupes, son meros trámites para comprobar que todo está bien y asegurar que la operación irá sobre ruedas. Tu médico será el encargado de citarte para estas pruebas, pero nosotros ya te adelantamos que hay algunas que seguro te tocará pasar:

- Para asegurar que no existen infecciones deberás pasar algún examen de sangre y piel.

- El riñón y el hígado son dos órganos fundamentales que necesitan ser inspeccionados antes de la operación. No debes tener ningún otro órgano en malas condiciones si vas a ser trasplantado.

- Deberás someterte a algunas pruebas para evaluar en qué estado se encuentra tu corazón. Las conoces de sobra: electrocardiografías, ecocardiografías y algún cateterismo cardíaco. Son necesarias para comprobar que tu corazón se encuentra lo suficientemente fuerte como para llegar al momento de la intervención.

- Necesitarás someterte a una prueba que determine el grupo sanguíneo e histotipado. Esto es lo que se conoce como un examen de antígenos de histocompatibilidad, la famosa prueba fundamental para determinar la compatibilidad. Así se asegurarán de que el corazón donado no será rechazado por tu organismo.

Esperando un pulmón

No sabes cuánto tardarás en ser trasplantado, pero es importante que durante todo ese tiempo te cuides y tengas en cuenta algunas consideraciones. Para que cuando llegue el momento de la operación estés en perfectas condiciones.

- Sigue la dieta que el equipo de trasplante pulmonar te haya recomendado. Por supuesto debes dejar de tomar alcohol, mantener el peso que te hayan recomendado y ni oler el tabaco.

- Toma todos los medicamentos tal y como te los recetaron. Debes informar al equipo que realizará el trasplante de todos los cambios en tu medicación y de cualquier problema que te haya surgido. Callártelo no te servirá de nada y puede ser peligroso.

- Sigue el programa de ejercicio que te hayan enseñado durante la rehabilitación pulmonar. La actividad física es muy importante para ayudarte a mantener tu salud en un buen estado y tu peso dentro de lo establecido.

- Informa al equipo de cómo pueden avisarte inmediatamente si aparece un pulmón que pueda servirte. Da igual donde vayas y qué hora sea, deben poder contactarte de manera rápida y fácil.

- Coméntale al coordinador de trasplantes cualquier cambio que hayas hecho en tu medicación. Ni que decir tiene que si has experimentado algún problema o en esos momentos te encuentras resfriado o con cualquier otra enfermedad leve, debes comunicarlo también. Podría ser motivo suficiente como para posponer el trasplante.

Trasplantes, Diagnóstico, histocompatibilidad, ecocardiografía, cateterismo cardíaco, colonoscopia, espera, corazón

Autor: Purificación Salgado, Periodista

Última modificación: 28 enero 2013

© People Who Global

¿Te ha gustado esta publicación?

Si te ha gustado esta publicación, suscríbete a nuestra Revista y recibe los nuevos contenidos.

Suscribirme a la Revista