1_pr_cdatos_tr_480x320
2_pr_cdatos_tr_480x320
3_pr_cdatos_tr_480x320
4_pr_cdatos_tr_480x320

¿Qué cosas debo controlar si estoy trasplantado?

Tras un trasplante es muy importante llevar el control de ciertas variables, para asegurarnos de que nuestra salud no está en peligro.

1

2

3

4

Medicación

Si te acabas de someter a un trasplante, seguramente ya sepas que los medicamentos inmunosupresores son imprescindibles para evitar el rechazo al nuevo órgano. Y no nos vamos a engañar: estos fármacos son medicamentos con muchos efectos secundarios que debemos tener muy controlados. Pero somos personas, no máquinas, por eso es bastante normal que se nos pueda pasar alguna toma.

Para luchar contra estos pequeños despistes, desde Personas que queremos echarte un cable poniendo a tu disposición nuestro Centro de datos. Aquí podrás introducir los medicamentos y las dosis que tomas a diario. De esta forma siempre podrás revisar si los has tomado o no, además de analizar cuáles son tus síntomas y relacionarlos con el tratamiento. Muy útil para poder explicarle a tu médico cómo crees que te sientan.

Alimentación

Una dieta sana y equilibrada es fundamental para mantenernos activos y en buena forma física. Incorporar hábitos saludables sin que nos cueste un gran esfuerzo después del trasplante debe ser nuestra prioridad, no nos queda otra. Dependiendo del órgano que te hayan trasplantado, el médico te dará unas pautas especificando qué alimentos deben evitarse.

La medicación es otro de los factores que influirá en la dieta: si tomas corticoides, por ejemplo, debes mantener los hidratos de carbono bajo control.

Apuntando las calorías, los hidratos de carbono y las proteínas que tomas, proporcionarás a tu médico y enfermera una información valiosísima. Al igual que con la medicación, ahora puedes hacerlo desde el Centro de datos.

Actividad física

El trasplante no está ni mucho menos reñido con el ejercicio físico, así que tras esta intervención, poco a poco puedes recuperar la actividad. Eso sí: lo que no puede ser es que lo hagas de golpe y sin control. Hay que hacerlo con mucho cuidado, empezando con un programa de rehabilitación con ejercicio leve, para después ir aumentando la intensidad y la duración. Nosotros te recomendamos que consultes siempre con tu médico antes de progresar en nivel de intensidad.

Anotar en el Centro de datos la actividad física que realizas te ayudará a ver tu progresión y te animará a salir en esos días en los que no te apetece mucho. 

Mediciones

Detectar los efectos secundarios de la medicación o cualquier síntoma de rechazo o infección a tiempo es de las cosas más importantes tras un trasplante. Y en esto, algunas mediciones pueden ayudarte; mediciones como el peso y la tensión, que puedes controlar desde casa y cuyos resultados puedes anotar en el Centro de datos. Lo mismo puedes hacer con el colesterol y los triglicéridos, así como con los resultados de los análisis del riñón. Hay que tener en cuenta que dependiendo del órgano trasplantado y la medicación que se tome, habrá que estar muy al tanto de las transaminasas (en hígado), ekg y ecocardiograma (en corazón) y de los valores de la espirometría (en pulmón). En la mayor parte de los casos, sin embargo, lo importante es poder ver la evolución. Por eso mismo, en el Centro de datos puedes introducir los valores y observar cómo van cambiando.

http://www.personasque.com/centro-datos

Trasplantes, Tratamiento, Diagnóstico, Medicación, Tratamientos no farmacológicos, Alimentación

Autor: Leonor Roa, Médico de Familia

Última modificación: 29 julio 2013

© People Who Global

¿Te ha gustado esta publicación?

Si te ha gustado esta publicación, suscríbete a nuestra Revista y recibe los nuevos contenidos.

Suscribirme a la Revista