Peliculas_480x320_byn

La enfermedad mental tratada en 5 películas

La depresión y la manía han sido tratadas en el cine con frecuencia. Estas son las películas que más nos gustan sobre el trastorno bipolar.

No nos engañemos: el trastorno bipolar sigue siendo un enigma en nuestra sociedad. Cada vez un poquito menos, es verdad, pero todavía a día de hoy encontramos muchísima gente que no tiene ni idea de qué se trata. Y eso que es una enfermedad de la que se habla mucho. Decenas de celebrities y artistas lo sufren. Muchos de ellos son personas que gozan de una vida de éxito, y esto es algo que llama la atención de la gente. Por eso, entre otras cosas, el cine también se interesa por el trastorno. Además el cine sirve para informar y sensibilizar al público sobre lo que implica una enfermedad mental, sobre lo que significa el sufrimiento individual y sobre el peso social que conllevan trastornos como el bipolar.

Cientos de películas han ilustrado síntomas psiquiátricos y, buena parte de ellas, los síntomas del trastorno bipolar. Personajes brillantes, excéntricos, deprimidos. Cintas de cine que han tratado de acercar un poco más el trastorno bipolar a la sociedad. Seguramente algunas son más fieles a la realidad que otras. Éstas son para nosotros las más interesantes:

La costa de los mosquitos (Peter Weir, 1986)

Ésta es la historia de Allie Fox (Harrison Ford), un brillante inventor que, cansado del consumismo de la sociedad moderna, emprende junto con su familia una nueva vida alejada del capitalismo voraz, fuera de las “contaminaciones” físicas y morales de la ciudad. El lugar elegido para escapar es la Costa Mosquito, un lugar remoto y paradisiaco entre Guatemala y Panamá donde la civilización es mucho más libre y primitiva. Pero pronto surgen los problemas. Allie empieza a mostrar síntomas extraños: grandiosidad, imprudencia, algo de paranoia…y la situación deja de ser idílica.

Una cinta interesante, que combina bien el drama con la aventura. Un film profundo brillantemente interpretado. ¿Lo mejor de todo? Una banda sonora estupenda que acompaña los estados emocionales a las mil maravillas.

El Club de la lucha (David Fincher, 1999)

Tyler Durden, un carismático vendedor de jabón, tiene una filosofía de vida muy particular: el perfeccionismo es cosa de personas débiles; lo que de verdad mola es la autodestrucción. Harto de su vida nómada, sin motivos ni metas, Tyler crea un alter-ego ególatra, desenfrenado, valiente y rompedor. Pero quien sufre las consecuencias es su otro yo, un tipo normal, más bien débil y pusilánime. Un día en un viaje en avión conoce a un joven sin motivaciones y desapasionado que lucha contra su insomnio. Ambos deciden formar un club secreto de lucha donde poder descargar sus frustraciones.

Una comedia negra y satírica de un brutal salvajismo –quizás demasiado salvaje, sí-, pero sin duda una cinta de auténtico cine de vanguardia. Un manifiesto anti-reglas, anti-sistema. Anti todo.

Mr. Jones (Mike Figgis, 1993)

Mr. Jones (Richard Gere) es un hombre impulsivo y atrayente que fascina a la gente con su encanto y su sorprendente energía vital. Pero a veces pasa de una forma un tanto brusca de estos estados de euforia a la más oscura depresión y apatía. Mr.Jones tiene trastorno bipolar. Por suerte, su psiquiatra, la doctora Elizabeth Bowen (Lena Olin) está decidida a ayudarle. Pero hay algo con lo que no contaba. Y es que antes de darse cuenta caerá rendida a sus pies.

Sin ser una obra maestra, Mr. Jones es una película entretenida y sin dramatismos. Digamos que tiene lo suficiente para mantenerse a flote.

Las Horas (Stephen Daldry, 2003)

Ésta es la historia de tres mujeres que tratan de encontrarle un sentido a sus vidas. Cada una de ellas vive en una época diferente, pero las tres están unidas por los mismos sueños, y también los mismos miedos. Una de estas mujeres es Virginia Woolf, que vive en un barrio rico de Londres a principio de los años veinte, y que trata de luchar contra su trastorno bipolar mientras empieza a escribir su primera gran novela: “Mrs. Dalloway”.

Las Horas es una obra intimista, intelectual y sentimental. Un escaparate de anhelos, angustias, tristezas y miedos. Una cinta nostálgica. Tres formas de entender la vida.

Biutiful (Alejandro González Iñárritu, 2010)

Uxbal (Javier Bardem) es un hombre al borde de la muerte que se dedica a los negocios clandestinos para dejar algo de dinero a sus hijos, dos niños pequeños que malviven en un sucio piso en los extrarradios de Barcelona. En medio de todo esto está Marambra, su ex mujer, una persona emocionalmente inestable que se mueve entre el desapego, la violencia y el alcoholismo, y la felicidad, la entrega a la familia y la fidelidad a su pareja. Una mujer desconcertante e impredecible incluso para ella misma.

Biutiful es un retrato sutil del trastorno bipolar, una obra que pretende contribuir a reducir el estigma y la discriminación hacia las personas con trastornos mentales. Y además hecha con mucha sensibilidad.

Trastorno bipolar, Bienestar, La costa de los mosquitos, El Club de la Lucha, Mr. Jones, Las Horas, Biutiful, cine, película, ocio

Autor: Purificación Salgado, Periodista

Última modificación: 3 diciembre 2012

© People Who Global

¿Te ha gustado esta publicación?

Si te ha gustado esta publicación, suscríbete a nuestra Revista y recibe los nuevos contenidos.

Suscribirme a la Revista