Visita psiquiatra. ¿Cuándo visitar a un psiquiatra? síntomas

Muchas enfermedades mentales son conocidas por su capacidad de afectar el correcto funcionamiento de las emociones y el registro de las mismas. La ansiedad, la depresión y la bipolaridad son de estas patologías que afectan el funcionamiento emocional, pero el trastorno afectivo bipolar es de las más severas, razón por la cual se requieren tratamientos especializados  que comprenden la visita a los especialistas de la salud apropiados y tratamientos por demás estrictos.

El psiquiatra y el neurólogo son los especialistas requeridos para el tratamiento de este trastorno, y son los más eficaces para dicho control, además de ser los únicos capacitados para prescribir un medicamento para la patología. El problema para muchos es el saber cuándo acudir al psiquiatra. Bien, en este post sabrás mucho más sobre la visita al psiquiatra y cuando hacerla, además de los tratamientos que pueden ser prescritos por estos.

La enfermedad

Esta afección, que lleva por nombre trastorno afectivo bipolar, es un trastorno mental severo que se da por una anomalía bioquímica dentro del cerebro, que nace junto con el paciente o que se genera dentro del marco de la primera infancia. Sin embargo los síntomas que acompañan a esta enfermedad son comúnmente presentados durante la adolescencia.

Los síntomas que pueden presentarse cuando esta enfermedad aparece son abarcados dentro de los síntomas de manía y síntomas de depresión. Los síntomas de manía son aquellos que enervan las emociones del paciente y suelen comprender estados de excitación, estados de paranoia, de insomnio y en algunos casos de violencia.

Los síntomas depresivos son, como su nombre bien lo indica, propios de una depresión severa, por lo que comprenden síntomas como la apatía, el sueño excesivo, la sensación de vacío, la desesperanza y en muchos casos los pensamientos suicidas.

Cuándo visitar al psiquiatra

En esta enfermedad no hay un punto que determine cuándo es el mejor momento de acudir al psiquiatra. Esto quiere decir que no hay ningún momento en especial que designe que se debe acudir o síntomas para ir al psiquiatra, sino que cuando se diagnostica el trastorno se debe comenzar a acudir no solo al psiquiatra, sino también al neurólogo.

Aunque muchos padres no lo vean de esta forma, los jóvenes en edad adolescente deben acudir al psicólogo al menos por un año entre los 15 y 17 años de edad, para diagnosticar si hay algún problema en el comportamiento. Esto puede ser un acicate para encontrar la enfermedad de manera precoz y poder tratarla lo más pronto posible. Estas campañas de concientización ayudan a los padres y tutores a comprender que la consulta psicológica no es solo para personas dañadas, sino que puede ser especialmente útil en los tiempos de adolescencia.

Qué debo decir al psiquiatra

Una vez que el paciente ha determinado una tendencia que pueda terminar en el padecimiento del trastorno, el ir al psiquiatra será la principal opción lógica. Una vez allí el especialista de la salud llevará a cabo la sesión de forma que preguntará lo que sea indispensable saber si se desea diagnosticar dicho trastorno.

Es imperativo mencionar al psiquiatra si el paciente siente que en momentos se vuelve más violento, si presenta estados de depresión que no corresponde al momento (por ejemplo deprimirse en una fiesta o cuando se ha conseguido un logro), o tener sensaciones de vacío y soledad.

Dependiendo de las pruebas y los resultados obtenidos el profesional de la salud determinará si se padece de la afección y también el tratamiento a seguir.