Manía inducida por los antidepresivos

Hoy en día son cada vez más numerosas las enfermedades que atacan la mente y el sistema neuronal. Según estudios, se ha comprobado que la proliferación de problemas como la mala alimentación, el estrés y una vida sedentaria han tenido que ver con el gran aumento en los trastornos mentales en varios niveles de la población, lo que causa diversos problemas en sectores que antes no padecían de ellos.

Lo bueno es que con el avance de las enfermedades se ha dado también el avance de la tecnología aplicada a la ciencia médica, y con esto se ha dado también la aparición de nuevos fármacos que ayudan en la campaña para tratar y, eventualmente, vencer estas enfermedades que hoy en día atacan y aquejan a cada vez más españoles.

Uno de los tratamientos más conocidos para tratamientos de orden mental es la prescripción médica de los famosos antidepresivos. Estos tratamientos cuentan con compuestos en su fabricación que ayudan a paliar los síntomas que los trastornos mentales tanto leves como severos pueden producir. Sin embargo, se conoce que hay algunos efectos adversos. Conoce todo lo que debes saber sobre la manía inducida por antidepresivos.

Los antidepresivos

Anteriormente los trastornos y enfermedades mentales eran tratados por los médicos de la época de una forma mucho peor y muchísimo menos eficientes de lo que  se tratan en nuestros días. El desconocimiento de las causas y curas para los pacientes con afecciones mentales causaba que los trastornados fuesen llevados a asilos en los que se les daban tratamientos no solo experimentales, sino también totalmente perjudiciales para su condición.

El nacimiento de los antidepresivos fue un gran avance en la medicación para la mente, puesto que los efectos de estos medicamentos, aunque pueda parecer poco probable por su nombre, funcionan para mucho más que para mejorar el humor y suprimir la depresión.

Los antidepresivos han comprobado su utilidad al ser no solo recetados, sino también utilizados exitosamente en el tratamiento de enfermedades no solo como la depresión, sino también de otras índoles como el trastorno obsesivo compulsivo, la bipolaridad y la esquizofrenia. Sin embargo es cierto que se puedan dar ciertos efectos secundarios, como el conocido viraje a la manía.

Las manías y los antidepresivos

Si bien se mencionaba que los antidepresivos son cada vez más utilizados en el tratamiento de enfermedades mentales, también se ha visto un viraje a la manía que es causado por la utilización prolongada de los mismos.

Se ha descrito en los últimos tiempos trastornos maníacos desarrollados por pacientes por consumir antidepresivos. En estos casos lo que parece darse con mayor frecuencia es una hipomanía inducida por antidepresivos; la hipomanía se conoce como una forma leve de la manía propia de la bipolaridad, que se caracteriza por consistir de una etapa de actividad exagerada, seguida luego por otra etapa de depresión.

Los antidepresivos que más se utilizan en los pacientes son los conocidos fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil), y sertralina (Zoloft). Sin embargo una persona con trastorno bipolar no debe de tomar un antidepresivo por sí sola, sino esperar la receta del médico y mantenerse en constante tratamiento, porque en el caso de darse una hipomanía que sea inducida por los antidepresivos, debe saberse cuándo suspender el tratamiento y la utilización de un nuevo medicamento.