Sarcoma Kaposi. ¿Qué es?

Artículo y fuentes actualizadas en: noviembre, 2019
Autor: Carlos Calderon

La piel es uno de los tejidos que más capacidad tiene para absorber enfermedades y patologías. Las condiciones cutáneas parecen abundar por acción de varios agentes externos, como bien podría ser el sol, la contaminación y, aunque no se crea, las cantidades ingentes de estrés y la mala alimentación.

Entre estas enfermedades podríamos bien encontrar la psoriasis, la dermatitis atópica y la alergia al sol. Todas estas son patologías que afectan la piel por diversos factores. Sin embargo, una de las más peligrosas es el llamado sarcoma de Kaposi.

Esta es una fuerte enfermedad cutánea que puede afectar en cualquier momento y a cualquier persona, sin importar edad, género, raza o posición socioeconómica.

Qué es el sarcoma de Kaposi

El sarcoma de Kaposi es un tipo de cáncer muy peligroso, como todos, que es capaz de producir parches de tejido canceroso y anormal que crecen por debajo de la piel, lo que ocasiona diversos problemas y molestias a nivel dérmico. Estos parches, por lo general, son de color rojo o púrpura, ya que se encuentran hechos de células sanguíneas, células cancerosas y vasos.

A pesar de que la mayoría de los parches se originan en el tejido debajo de la piel, también pueden apreciarse en la boca, la nariz, la garganta y los ganglios linfáticos. Esta enfermedad es causada por el virus del herpes humano (VHH-8), sin embargo, la mayoría de los infectados por el virus no desarrolla la enfermedad. Parece que ataca generalmente a quienes:

  • Hombres jóvenes en África
  • Personas con sistemas inmunes débiles debido al VIH/SIDA  o a medicamentos que se toman luego de un trasplante de órganos o de otra enfermedad
  • Hombres judíos o de ascendencia mediterránea

Tratando el sarcoma

Para esta enfermedad, los tratamientos son los mismos que con cualquier tipo de cáncer, consistiendo principalmente en:

  • Quimioterapia: la aplicación de distintos medicamentos especializados con el fin de limitar la enfermedad, reducir el tamaño de los tumores y de eliminarlos por medio de estos medicamentos.
  • Radioterapia: En este tratamiento se busca usar energía directamente en los lugares en los que se hallan los tumores (rayos x por ejemplo), lo que ayuda a reducirlos y a eliminar las células dañinas de los mismos
  • Cirugía: Este es el método más eficaz en el tratamiento de estas enfermedades, y consiste en extirpar los tumores antes de que puedan llegar a la metástasis. Esto aumenta la esperanza de vida del paciente y permite que pueda gozar de una buena vida. En el caso de esta forma de tratamiento puede utilizarse o requerirse luego de quimioterapia o radioterapia, cuando los tumores o parches son de un tamaño adecuado para sacarlos sin problemas.

Como es evidente, el tratamiento debe de ser administrado y supervisado por un profesional de la salud, con el fin de determinar cuál es el mejor tratamiento para el paciente y si se requiere una cirugía posterior.

Sobre Carlos Calderon

carlos calderon

Criado en un pueblo a las afueras de Madrid, soy médico de familia por vocación.

Empecé este blog para documentar mis estudios de Salud Pública pero pronto, se convirtió en un referente del sector.

Recuerda consultar a tu médico. La información de este blog es meramente documental y nunca te lo tienes que tomar como datos verídicos. Siempre consulta a tu médico de cabecera antes de llegar a conclusiones con estos datos.