Todo sobre el VIH. ¿Qué es?

Artículo y fuentes actualizadas en: noviembre, 2019
Autor: Carlos Calderon

El VIH, como su nombre completo (virus de inmunodeficiencia humana) lo indica, es un virus que ataca el sistema inmune del cuerpo humano, ocasionando que las células que afectan y atacan las infecciones no trabajan ni funcionen como deberían, lo cual es, a la larga, peligroso para los pacientes que padecen de la enfermedad.

Su forma de contagio es por medio del contacto con otros líquidos provenientes del cuerpo humano; los más comunes de estos son los líquidos genitales que se producen durante la relación sexual, pero también puede transmitirse por la sangre, lo que ocasiona que, si bien no se dé un contagio tan sencillo como en otras enfermedades, igual pueda darse de formas relativamente fáciles y además que parecen inofensivas.

Lo cierto es que además de esto el VIH cuenta como una enfermedad prácticamente asintomática, puesto que sus síntomas más comunes pueden ser confundidos con los de brotes de gripe, por lo que hay pacientes que, a pesar de hallarse enfermos no conocen que tienen la enfermedad, y es que el debilitamiento del sistema inmunológico tiene como principal factor el enervar las enfermedades que puedan contagiarse, más no cuenta con síntomas propios.

Tratamientos

Anteriormente la enfermedad del VIH era conocida por no tener forma alguna de cura, y era por ello que los pacientes que la sufrían tenían un fatal desenlace al poco tiempo de padecerla. Sin embargo hoy en día se han descubierto e implementado nuevos tratamientos que contribuyen al control de los síntomas de la enfermedad.

Estos tratamientos llevan el nombre de antirretrovirales, y funcionan causando que el sistema inmunológico del cuerpo no se vea afectado en demasía por la condición, dándole al cuerpo la capacidad de defenderse de nuevo de las infecciones, pero sin eliminar la enfermedad de la sangre, que es una condición con la que se permanecerá de por vida.

Tratamiento Prep

El tratamiento PREP para VIH es una forma de tratamiento pre-infección, que ha sido muy utilizado en estos nuevos tiempos, y su función es la de actuar como un remisor de los síntomas antes de contagiarse.

El consumir este tratamiento diariamente, por un tiempo prolongado reduce drásticamente las posibilidades de contagio por parte de aquellos que aún no se han contagiado. Este tratamiento es tomado más que nada por aquellos que tienen alto riesgo de contagio, como los enfermeros y doctores en clínicas especializadas en la enfermedad, y las parejas de pacientes VIH positivos.

Sobre Carlos Calderon

carlos calderon

Criado en un pueblo a las afueras de Madrid, soy médico de familia por vocación.

Empecé este blog para documentar mis estudios de Salud Pública pero pronto, se convirtió en un referente del sector.

Recuerda consultar a tu médico. La información de este blog es meramente documental y nunca te lo tienes que tomar como datos verídicos. Siempre consulta a tu médico de cabecera antes de llegar a conclusiones con estos datos.